domingo, 16 de diciembre de 2012

El trato a los toros demuestra que España es el país atrasado en ciertas cosas...

Hola a todos/as

¿Conocen el programa de Cuatro Perdidos en la ciudad? Seguro que la mayoría si, yo no suelo ver ese tipo de programa, pero haciendo zapping me encuentro con esto, una familia española lleva a una de estas tribus a una plaza de toros y es interesante ver la reacción a estas personas ante ese espectáculo tan lamentable.

Haciendo eso, España demuestra que el país menos desarrollado es el nuestro y no el de la familia Suri.

A pesar de venir de un país con otras creencias y otra cultura, no conciben la idea del maltrato por diversión.

Ver la expresión de la cara de la mujer de la familia Suri es...doloroso "Le están haciendo daño para divertirse" decía. "Le hicieron mucho daño al animal, cada vez estaba peor y peor y todos aplaudían no me gustaba nada" "Lo está mareando para hacerle daño" "Pobre animal" Los dos hombres de la familia Suri en ese momento le vieron la gracia, pero luego vieron la cruda realidad. Decían "Se está quedando sin fuerzas...ha perdido mucha sangre" "¿Qué pasa si coge al pastor? Quizás aplaudan más" "No sé cómo os puede gustar eso decía la mujer" 

Cuando el "valiente" como decía la mujer de la familia española clavó su espada en la espalda del toro, NGA Bilé la mujer de la tribu se estremeció totalmente "Nosotros matamos animales y nos los comemos pero no se nos ocurre hacerlos sufrir mientras mueren y gritar oooohhh"

El padre de la familia española decía "Ahora sacamos el pañuelo para pedir la oreja" y los hombres de la familia Suri decían "Se han vuelto todos locos" 

Luego el torero tiró las orejas y el rabo a la familia, los hombres de la tribu se fueron enfadados y se quejaban de que les manchó el traje de sangre.

En conclusión, España demuestra una vez más la poca cultura que tenemos...

Ahora pregunto ¿Cómo es le gusta ver a un toro? ¿cómo prefiere verlo?

Este hombre es Christophe Thomas, un joven granjero francés que hoy vive felizmente con Fadjen un toro español cuyo destino era morir en una corrida después de varias decenas de minutos de agonía y dolor, bajo los aplausos del público.



Afortunadamente se cruzó en el camino de Christophe Thomas y pudo seguir un camino totalmente distinto: el de un toro pacífico y sociable, que se mueve con toda tranquilidad en un entorno adaptado a sus necesidades. Convertido hoy día en un potente símbolo de no-violencia.

Texto extraído de imagen de desmotivaciones.es

¿Cómo es le gusta ver a un toro? como la historia de Christophe Thomas? o como en las corridas de toros? ¿cómo prefiere verlo?



Mire este vídeo, así es como debería ser la vida de un toro, o simplemente no estar para ir a morir, a ser torturaros en la plaza.



¿O prefiere verlo así?





No tengo más que añadir, estoy en contra totalmente de la tortura y muerte de toros en las plazas

Sin más desde mi blog...

Un Saludo y hasta otra entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario