martes, 13 de diciembre de 2011

Tiempo de descomposición de algunos desechos

Buscando por Internet algunos datos sobre la descomposición de una lata, me encontré con esta buena información.


Somos casi 6.500 millones de habitantes en este planeta, y el número sigue creciendo, ya que hay un aumento poblacional de 210.000 personas por día. Lo difícil es que producimos 1 kg de basura diaria, por lo que en un día se generan alrededor del mundo 6.500 toneladas de desechos en tan sólo un día. De éstos un amplio número de residuos no son biodegradables y el tiempo que transcurre hasta que podemos hablar de una descomposición al menos parcial puede ser muy prolongado, además de que muchas veces los residuos son altamente contaminantes.

Tiempo de descomposición de algunos desechos:

CHICLES: 5 años.

Un trozo de chicle masticado se convierte en ese tiempo, por acción del oxígeno, en un material super duro que luego empieza a resquebrajarse hasta desaparecer. El chicle es una mezcla de gomas de resinas naturales, sintéticas, azúcar, aromatizantes y colorantes. Degradado, casi no deja rastro. Bueno pues si que desaparecen, pero 5 años son muchos años. La de chicles que se pueden escupir al suelo en 5 años, y de cuantos libros de familia nos podemos acordar en ese tiempo cuando pisamos de pleno uno de esos pegajosos residuos que nos pueden amargar la mañana.

LATA DE GASEOSA: 10 años

Ese es el tiempo que tarda la naturaleza en transformar una lata de refresco o de cerveza al estado de óxido de hierro. Por lo general, las latas tienen 210 micrones (Micrón, medida de longitud que equivale a la millonésima (10-6) parte del metro) de espesor de acero recubierto de barniz y de estaño. A la intemperie, hacen falta mucha lluvia y humedad para que el óxido la cubra totalmente.

VASOS DESCARTABLES: 1.000 años

Los vasos descartables de polipropileno contaminan menos que los de poliestireno - material de las cajitas de huevos-. Pero también tardan en transformarse. El plástico queda reducido a moléculas sintéticas; invisibles pero siempre presentes.

COLILLAS: 1 a 2 años

Bajo los rayos del Sol, una colilla con filtro puede demorar hasta dos años en desaparecer. El filtro es de acetato de celulosa y las bacterias del suelo, acostumbradas a combatir materia orgánica, no pueden atacarla de entrada. Si cae en el agua, la desintegración es más rápida, pero más contaminante.

BOTELLAS DE PLÁSTICO: 100 a 1.000 años

Las botellas de plástico son las más rebeldes a la hora de transformarse. Al aire libre pierden su tonicidad, se fragmentan y se dispersan. Enterradas, duran más. La mayoría está hecha de tereftalato de polietileno (PETE), un material duro de roer: los microorganismos no tienen mecanismos para atacarlos.

BOTELLAS DE VIDRIO: 4.000 años

La botella de vidrio, en cualquiera de sus formatos, es un objeto muy resistente. Aunque es frágil porque con una simple caída puede quebrarse, para los componentes naturales del suelo es una tarea titánica transformarla. Formada por arena y carbonatos de sodio y de calcio, es reciclable en un 100%.

TETRA-BRIK: 30 años

Los envases tetra-brik no son tan tóxicos como uno imagina. En realidad, el 75 % de su estructura es de a (celulosa), el 20 de polietileno puro de baja densidad y el 5 por ciento de aluminio. Lo que tarda más en degradarse es el aluminio. La celulosa, si está al aire libre, desaparece en poco más de 1 año.

CORCHOS DE PLÁSTICO: Más de 100 años

Los corchos de plástico están hechos de polipropileno, el mismo material de las pajitas y envases de yogur. Se puede reciclar más fácil que las botellas de agua mineral (que son de PVC, cloruro de polivinilo) y las que son de PETE (tereftalato de polietileno).

BOLSAS: 150 años

Las bolsas de plástico, por causa de su mínimo espesor, pueden transformarse más rápido que una botella de ese material. Las bolsitas, en realidad, están hechas de polietileno de baja densidad. La naturaleza suele entablar una "batalla" dura contra ese elemento. Y por lo general, pierde.

Fuentes:


Esto último me gustó especialmente.

No agredamos el ambiente con desechos que contaminan y alteran el ritmo normal de nuestra madre naturaleza que cada día se renueva para darnos un medio ambiente sano y agradable, colaboremos practicando adecuadas normas de higiene y eliminación de desechos.

Para ampliar la información he buscado más datos.


UNA LATA: 10 años

Debido al espesor de 210 micrones de aluminio recubierto de barniz y estaño tarda una década en convertirse en óxido de hierro. (Vuelvo a poner esta parte para que quede un poco más claro, muchos sitios web dicen lo mismo, una lata tarda 10 años en convertirse en óxido, pero cuánto tarda en desegradarse totalmente?)

Tal vez este vídeo de alguna respuesta.

  


El mensaje final pude traducirse así, de todas maneras lo consultaré con alguien que sepa inglés bien.

Se necesita un segundo para que usted pueda reciclar una lata. Se necesitan 50 años para que pueda degradarse.


ZAPATOS, TENIS: 200 años

Están compuestos por cuero, tela, goma y, en algunos casos, espumas sintéticas. Lo primero en desaparecer son las partes de tela o cuero. Su interior no puede ser degradado, sólo se reduce.


MUÑECOS DE PLÁSTICO: 300 años

Los rayos UV del Sol sólo logran dividirlos en moléculas pequeñas. Este proceso puede durar cientos de años.

BOLETOS DEL CINE: 3 a 4 meses

La lluvia, el Sol y el viento los comienzan a disolver antes de ser presas de las bacterias.


COMPONENTES ELECTRÓNICOS: más de 100 años

Son altamente contaminantes y no se degradan. La mayoría tienen mercurio, pero otros también zinc, cromo, arsénico, plomo o cadmio. Pueden empezar a separarse luego de 50 años al aire libre


AEROSOLES: 30 años

Su estructura metálica los hace resistentes a la degradación natural. El primer paso es la oxidación.


Espero que todos podamos aprender de artículos como éste. Todos podemos hacer mucho por este planeta, al que nombramos "nuestro" pero yo digo que nosotros somos solo unos inquilinos y debemos dejar La Tierra lo mejor posible para el próximo habitante.

Un Saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario