sábado, 27 de julio de 2019

La Torre del Conde de San Sebastián de La Gomera.

Hola a todos/as.

Hoy quiero compartir con ustedes la historia de un símbolo de la isla colombina.




La Torre del Conde, fue mandada a construir por el conde de La Gomera en el siglo XV, Hernán Peraza, apodado el Viejo. Se construyó entre 1447 y 1450. Ubicada cerca del puerto de San Sebastián de La Gomera, capital de la isla.

Hernán Peraza, el Viejo, nació en Sevilla en 1390, fue un hidalgo castellano, aparte del gobierno de La Gomera, fue señor territorial de Canarias en el siglo XV.

Aunque se trata de una edificación militar nunca contó con armamento defensivo, como cañones.

Hernán Peraza, el Viejo, murió en 1450, le precedió su nieto, Hernán Peraza, el Joven o el Mozo. El Viejo, había hecho pactos de colactación o hermanamiento tomando leche del mismo gánigo o vasija, sellándolo con los bandos aborígenes de Ipalan y Malagua.



Cuando Hernán Peraza, el Joven heredó el gobierno de su abuelo, ratificó el pacto; él entendió el pacto como un acto de sumisión ante él como superior a los gomeros, los isleños seguían entendiendo el pacto como un hermanamiento y ayuda entre ellos con unas leyes de  obligado cumplimiento. Peraza, el Joven, incumplió el pacto, hizo cautivos a los gomeros convirtiéndolos en esclavos y los trató mal. Además de eso, tuvo relaciones con Yballa, su hermana por medio del pacto, relaciones que estaban prohibidas por medio del pacto antes citado. No estaban permitidas entre miembros del mismo bando. 

Todo esto acaeció en un hecho histórico de gran relevancia que ha llegado a nuestros días en forma de canciones. Antes de contar  esa parte de la historia, pongámonos en situación. 

Hupalupu, jefe del cantón Orone, se reúne con el concejo de gomeros con autoridad y deciden prender a Hernán Peraza, el Joven y romper la alianza. Otro gomero, Hautacuperche, guerrero aborigen fue el encargado de detener al gobernador de La Gomera. Llegaron los gomeros a la cueva donde se encontraba Peraza en el lugar llamado Guahedun, la cueva donde Peraza visitaba a Yballa. Cuando Peraza salió de la cueva para encontrarse con los gomeros, Hautacuperche lo atraviesa con una lanza y lo mata, los gomeros también mataron al paje que acompañaba al gobernador, y se inició una persecución de su escudero hasta la Torre del Conde. Esto sucedió en 1488, y se conoció como la Rebelión de los Gomeros.

Deciden asaltar la torre, lo hicieron hasta en tres ocasiones. Desde lo alto, los defensores portaban ballestas.
Hautacuperchepero, fue un gran guerrero, que recogía las saetas y piedras que lanzaban desde la alta torre y se las devolvía. Hasta que Antonio de la Peña, engañó al guerrero aborigen mientras que Alonso de Ocampo disparó su ballesta desde la saetera de la torre, acabando con la vida de Hautacuperchepero.

Una de las saetera de la torre.
Beatriz de Bobadilla y Ulloa, viuda de Hernán Peraza, se refugiaba en la torre sitiada, consigue pedir ayuda a Pedro de Vera, gobernador de Gran Canaria. Éste llegó a la isla con cuatrocientos hombres y rompe el ataque de los gomeros, muchos se fueron a refugiar al monte. Tiempo después mandan a ahorcar a los gomeros implicados en el asesinato de Peraza, destierran y esclavizan a otros. Hasta que los hechos fueron denunciados antes los Reyes por el obispo de Canarias fray Miguel López de la Serna, iniciándose el proceso contra el gobernador de Gran Canaria y Beatriz de Bobadilla, que tuvieron que pagar de sus haciendas y propiedades personales el precio por los gomeros injustamente vendidos como esclavos. Con el paso del tiempo, un proceso judicial puso en libertad a la mayoría de los gomeros.


La Torre del Conde.

Como los portones de La Palma, servía para expresar o representar el poderío familiar, eclesiástico, militar... En este caso para representar el poder señorial de los condes de La Gomera. 

La torre es de estilo gótico tardío, ya que fue construida hacía el final del periodo del arte gótico, hacia el siglo XV. Mide 15 metros del altura y unos 40 metros de perímetro, sus muros son de 2 metros de espesor. Como se aprecia en las fotos, presenta encalado blanco, con sillares de cantería roja en las esquinas. Es la construcción medieval gótica más meridional de la que se tiene constancia.

Como mencioné al inicio de la publicación fue mandada a construir por órdenes de Hernán Peraza, apodado el Viejo, conde de La Gomera. Se construyó entre 1447 y 1450. Ubicada cerca del puerto de San Sebastián de La Gomera, capital de la isla.

Tuvo diferentes reformas de Jacome Pelearo y Leonardo Torriani, quien también hizo mucho por La Palma cuando después del ataque de pirático de François Le Clerc, pero éso es otra historia.

La Torre del Conde fue declarada Monumento Histórico Artístico en 1990 y en 1993 fue declarada como Bien de Interés Cultural.

Fue y es tan importante para la isla y para San Sebastián de La Gomera que figura como elemento de su escudo heráldico, junto con el hecho histórico del paso de Cristóbal Colón hacia el Nuevo Mundo en 1492, con la imagen de las tres naves; la Santa María, la Pinta y la Niña, junto a la cinta de oro bajo la punta del blasón.





 





Otro dato de interés y relacionado con la familia Peraza. Guillén Peraza, hijo de Hernán Peraza el Viejo, trató de conquistar la isla de La Palma en 1447, como hemos ido viendo en algunas de las publicaciones de Legado Benahoarita, arribó en el cantón de Tihuya, lo que corresponde en la actualidad a los municipios de Los Llanos de Aridane y El Paso. Los benahoaritas de Tihuya junto a los señores Echedey y Chenauco defendieron su tierra, se dieron cuenta de quién era el jefe de los incursores y concentraron su ataque, dieron muerte a Guillén Peraza con una pedrada en la cabeza.


Espero que les guste.

Sin más desde mi blog...

Un saludo y hasta otra publicación.

Fuentes consultadas:

Varios artículos de wikipedia sobre la Torre del Conde y relacionado.
La Torre del Conde, Revista Historia, año 1924 de Dacio V. Darias Padrón, pág. 041-046.
Noticias de la historia general de las Islas de Canaria, 1772-1783. Pág. 38, autor José de Viera y Clavijo.
Breve noticia histórica de Las Islas Canarias, 1976 de Joaquín Blanco, pág. 66.
Historia de la conquista de las Islas Canarias, 1632. Pág.63-64, autor Abreu Galindo.

lunes, 15 de julio de 2019

Tuve la oportunidad de fotografiar aves silvestres

Hola a todos/as.

Ayer fui a Fuencaliente para hacer fotos para uno de mis proyectos, mientras caminaba me fui fijando en los pinos y cómo los pájaros entraban y salían, cambié el objetivo de la cámara y tras varios intentos pude hacer algunas fotos un poco decentes de estas pequeñas aves.




Yo no entiendo mucho de pájaros, solo sé identificar mirlos, grajas, tórtolas, cernícalos, palomas... por su canto o su forma de volar, de las más pequeñas me cuesta más, así que consulté el libro "Las aves de Canarias" de Francisco Pérez Padrón, en su quinta edición del año 2013 en Editorial Turquesa.




Si no me equivoco y por lo que interpreto del libro, esta pequeña ave que pude fotografiar puede ser un pinzón vulgar hembra, perteneciente a la subfamilia de Fringillinae. Si me equivoco pueden decirme qué especie de ave es en los comentarios.









Su nombre científico es Fringilla coelebs palmae, la especie palmera habita tanto en laurisilva como en pinar. Para nidificar utiliza pinos, lauráceas, castaños, etc. Forma sus nidos con hierbas, musgos, líquenes, plumas... 
Pone de entre 2 a 5 huevos, la incubación dura de entre 13 a 15 días.

Se alimenta de piñones, bayas, frutos de la laurisilva, también se alimenta de insectos y aprovecha los desperdicios de comida que la gente deja en sus excursiones.

Me sentí muy bien al poder hacer estas fotos y puede que lo repita en busca de más aves.

Espero que les haya gustado.

Un saludo y hasta otra entrada.

sábado, 6 de julio de 2019

Legado Benahoarita. Señores de Tigalate



Hace un tiempo, mientras volvía a revisar la historia de la isla en libros antiguos me encontré con una revelación que se me había pasado por alto, tal vez alguien que lleve más tiempo que un servidor estudiando la historia de La Palma y el resto de islas ya conociera este caso, pero yo lo desconocía. Hoy traeré para esta sección un poco más de historia de la gente que gobernó en Tigalate en tiempos anteriores a la conquista.

En diciembre de 2017 ya conté parte de la historia al acercarnos a la figura de Guayanfanta, partamos desde ahí.

Como pueden ver en el título que elegí: "Señores de Tigalate" quise mostrar que eran varios, en muchos textos nos cuentan que en Tigalate gobernaban dos hermanos, Juguiro y Garehagua, pues bien, encontré que en el momento de la conquista también era gobernado por su padre, Maxerco. Este rey fue uno de los más importantes de la isla, y algunos autores traducen su nombre como "hombre respetuoso". 

El cantón de Tigalate en aquel momento era rico en ganado. Por lo tanto Maxerco gobernaba esa tierra, o estaba en proceso de dejar el mandato en manos de sus hijos, también tenía otra hija, además de Guayanfanta, de la que no hay registro de su nombre aborigen.

El Adelantado Alonso Fernández de Lugo y sus tropas al llegar desde el sur se encontró con la primera resistencia de la isla, se inició una batalla con las gentes de Tigalate. Muchos auritas resultaron asesinados o capturados y algunos consiguieron huir al monte. Maxerco, Juguiro y Garehagua resultados muertos en combate, el Adelantado siguió rumbo Tedote. 

Después de la conquista, los benahoaritas fueron bautizados convirtiéndose a la fe católica y recibieron nombres cristianos, una de ellas fue la hija de Maxerco, bautizada con el nombre de Justa González. 

La historia a veces toma un rumbo inesperado y un descendiente de Justa llamado Pedro Hernández de Justa participó junto a Don Pedro Sánchez de Estopiñán, con cargo de capitán, en la resistencia de los palmeros frente al ataque pirata de François Le Clerc en 1553, donde la capital fue arrasada tras ser incendiada por los piratas.


-

Buscando más información sobre Pedro Hernández de Justa, encontré una web que tiempo atrás consulté cuando buscaba información sobre el Almirante Francisco Díaz Pimienta. La web muestra parentescos de don Fernando de Castilla, Regidor de La Palma (S. XVI), la descripción de la web nos detalla su contenido:

"Don Fernando de Castilla, cuarto-nieto del rey de Castilla y León, don Pedro I el Cruel y nieto de doña Juana de Avis, hija de Duarte I el Elocuente, rey de Portugal, nació en Alcalá de Henares y pasó a Canarias en 1514, cuando su prima doña María de Castilla casó con el Conde de la Gomera don Guillén Peraza. Fue regidor de La Palma desde 1534 y Alférez Mayor de esta isla, por compra de dicho oficio que hizo a Antonio de Mendoza, para renunciarlo más tarde en su nieto don Bernardino de Riverol y Castilla. En este sitio web presentamos el fruto de más de veinte años de investigación, en el que se recoge un importante contingente de los que fueron sus ascendientes, descendientes, parientes colaterales e, incluso, algunas genealogías míticas y bíblicas"

Siempre tomando con cautela los datos, pues al existir tanta historia puede haber algún dato por confirmar o completar.

La web nos indica que la mujer de Maxerco también sobrevivió al enfrentamiento contra los conquistadores. Fue bautizada con el nombre de Marina González, su hija, Justa, recibió ese apellido.

Justa González casó con Pedro Fernández de La Palma, hay una nota sobre esta persona bastante reveladora. Resulta que "...presentó una petición, en nombre de los canarios de La Palma, para que los señores que tenían como esclavos a los naturales de la Isla los pusieran en poder de otros dueños distintos a los que los tenían, porque estos, además de maltratarles, se oponían a su horría y puesta en libertad, y sobre ello había pleito pendiente ante el juzgado de asistencia, y, asimismo, para que fueran puestos en libertad los que se hallaban bajo poder de algunos dueños que tenían hijos con mujeres canarias. Así consta en una Incitativa a Juan de Silva, conde de Cifuentes, alférez, del Consejo y asistente de Sevilla, de 6 de diciembre de 1501". Archivo General de Simancas, RGS,LEG,150112,29

Tal vez tuvo descendencia con Justa y se casaron para que ésta fuera libre.

Justa González y Pedro Fernández de La Palma tuvieron a dos varones, Gonzalo Hernández de Justa, el Viejo y Pedro Hernández de Justa, este hombre casó con Águeda de León con la que tuvo tres hijos y una hija. Uno de ellos recibió el nombre del padre, Pedro Herández de Justa y es este el que ayudó a combatir el ataque de François Le Clerc.

Este tipo de historias son las que me encanta descubrir y como dije, a veces la historia toma un giro inesperado, los antecesores de Pedro Hernández de Justa lucharon por defender su tierra en 1492 y en 1553 fue él quien luchó por defender su tierra.

Esta es otra historia de los Benahoaritas o auritas. Tal vez no la conocían.

Espero que les gustara.


Un saludo y hasta otra entrada.

Fuentes consultadas
Tabla de parentescos de don Fernando de Castilla, Regidor de La Palma (s. xvi) http://castilla.maxerco.es/index.php
XVII Coloquio de Historia Canario-Americana (2006), Los ataques piráticos de Pie de Palo y Francis Drake a Santa Cruz de la Palma. Pedro N. Leal Cruz.
Saudades da terra Libro I - Cabo Verde y las Islas Canarias (portugués)Gaspar Fructuoso.

Entradas populares

Entrada destacada

La Torre del Conde de San Sebastián de La Gomera.

Hola a todos/as. Hoy quiero compartir con ustedes la historia de un símbolo de la isla colombina. La Torre del Conde, fue manda...