miércoles, 8 de mayo de 2019

Rincones de la Isla: Plaza Chica - Doctor Elías Santos Abreu

Hola a todos/as,

Hoy quiero compartir una foto que hice en julio de 2017 y así retomar una sección del blog que no actualizo desde 2016 en la que de ahora en adelante intentaré añadir algo de historia del lugar.

Plaza Chica - Doctor Elías Santos Abreu.
Los Llanos de Aridane





Doctor Elías Santos Abreu.
www.fotosantiguascanarias.org
La plaza data del siglo XIX  y se erigió en honor de Elías Santos Abreu (1856- 1937), nacido en Los Llanos de Aridane. Fue  científico, médico, entomólogo y músico.


Con 11 años ya destacaba en la música y fue componente de la Banda de Música La Filarmónica, actual Banda Municipal de Música de Los Llanos de Aridane.

Se trasladó a La Laguna, en Tenerife, para cursar estudios de bachillerato, luego marchó a Sevilla, donde se licenció en medicina y en cirugía, posteriormente se estableció como médico en Santa Cruz de La Palma.




Fue creador del primer laboratorio de análisis de Canarias y uno de los primeros de España para estudios bacteriológicos y clínicos,  en dicho laboratorio estudió y descubrió la Penicilina.

Espero que les haya gustado este rincón de la isla y la historia que esconde su nombre.


Un saludo y hasta otra entrada.

sábado, 4 de mayo de 2019

La Graja, símbolo de La Palma




Siempre en está época del año, más concretamente por el mes de mayo, pienso en qué podría contar sobre Canarias para celebrar su día autónomo y tras mucho pensar se me ocurrió de hacerlo sobre los símbolos de Canarias, esa entrada llegará el 30 de mayo, pero en esta hablaré de la graja palmera.

Desde muy pequeño siempre me maravilló admirar estas aves y escuchar el característico sonido de las grajas, sueles oírlas primero y luego te las encuentras. Para el que no la conozca, ¿qué decir de estas aves? 

Su nombre científico es Pyrrhocorax pyrrhocorax barbarus Vaurie y es familia de los cuervos, está en la categoría de Preocupación Menor en el Estado de Conservación y están estrictamente protegidas.
Las grajas de La Palma, ya que solo se las encuentra es esta isla; se dice que antaño podían encontrarse en La Gomera y Tenerife, pero a día de hoy están solo en La Palma. 

De alimentación insectívora, principalmente se nutre de gusanos y sus larvas. También come orugas, caracoles, escarabajos, saltamontes... Ocasionalmente puede comer semillas y frutos.

De adultas son de un color negro intenso y que al sol sus plumas brillan con gris metálico, azul o verde. De pico curvo color rojo en combinación con sus patas, también rojas. Miden hasta los 40 centímetros, siendo los machos de mayor tamaño que las hembras.

La reproducción de esta ave es una vez al año, el cortejo comienza entre marzo y abril, en el que los machos para cortejar a la hembra hacen acrobacias aéreas. La hembra pone de tres a cinco huevos que nacen en junio. Las crías presentan su pico de color amarillo hasta que maduran que adquiere el característico rojo.

A lo largo de mi vida siempre he visto a las grajas con curiosidad, siempre desde lejos, las veo en grupo que la mayoría de veces son números pares, rara vez he visto a alguna graja solitaria, siempre las he visto ir de dos en dos. Hace más de seis años pude tener muy cerca una graja, de ese encuentro hablé en su día en mi blog y le pude hacer unas fotos, que busqué para esta publicación pero solo pude encontrar una, la calidad de imagen no es muy buena al estar realizada con un teléfono móvil.



Recuerdo cuando salí una vez a hacer fotos de paisajes y me encontré con un grupo de grajas cerca de unos canteros, pude hacer algunas instantáneas que un resultado más o menos aceptable. Quiero volver a recorrer la isla en busca de grajas y retratarlas lo más cerca posible, con el tiempo he ido aprendiendo y pienso que puedo hacerlo.





Espero que les haya gustado esta publicación.

Un saludo y hasta otra entrada.

domingo, 27 de enero de 2019

Legado Benahoarita. La Cueva de Belmaco




La cueva de Belmaco, actualmente se ubica en el municipio de Villa de Mazo, pero antes de la conquista de la isla, -según algunas fuentes- sugieren que fue habitación del príncipe de Tedote, es decir: uno de los hermanos Tinisagua, Bentacayse o Agacensie en lugar de mencionar Tigalate o los gobernadores de este lugar, los hermanos Juguiro y Garehagua. Esto nos sugiere que en las reparticiones del territorio, Tedote se extendía más hacia el sur, tomando parte la cueva de Belmaco. Probablemente se refieren a Bentacayse que fue uno de los últimos señores que sobrevivieron para el tiempo de la conquista. Es probable que sea un error ya que otras muchas fuentes menciona que esa zona pertenecía a los señores de Tigalate.

La voz aborigen Belmaco o Velmaco quiere decir barranco.

La cueva de Belmaco fue descubierta fruto de la casualidad por el gobernador militar Don Domingo Van de Walle de Cervellón, acompañado por  el escribano Don Santiago Albertos en 1752, mientras buscaban a una persona que se había caído por un risco.

Encontraron dos lápidas con grabados que sugerían ser letras. José Antonio Van de Walle de Cervellón, el hermano del descubridor, hizo copias de los grabados, que con el tiempo llegaron a manos de José de Viera y Clavijo, pero éste rechazó la consideración de que fueran letras ya que no creía que «aquellos naturales poseían algún conocimiento del arte de escribir», que se apoyó en la opinión de otro contemporáneo, «una persona cortada que examinó prolijamente los referidos caracteres», y los calificó de «unos puros garabatos, juegos de la casualidad o la fantasía de los antiguos bárbaros».

No he podido encontrar imágenes de esos grabados, pero a día de hoy siguen siendo estudiados.

El hallazgo de estos grabados fueron los primeros de toda Canarias.

Los petroglifos son de diversos motivos geométricos como círculos concéntricos, otros con forma de espirales y con líneas sinuosas que forman meandros.




En prospecciones  arqueológicas posteriores fueron encontrados más restos, como la de Diego Cuscoy, descubriendo utensilios fabricados a partir de huesos o piedra, además de restos de ropaje de piel y abalorios como colgantes con conchas marinas.




Al hallar un cuerpo en el interior de la gran cavidad se comenzó a creer que la cueva en el pasado fue un santuario mágico-religioso. La cueva principal, la visible desde la carretera, está orientada hacia el sur-sureste y mide unos 35 metros de largo y su altura en el punto máximo es de 10 metros.  

A finales del siglo XIX René Verneau, vistió la Cueva de Belmaco y señaló que estaba siendo usada de cobertizo, cuadra y bodega. En mayo de 1963, Félix Duarte, denunciaba en la prensa el deterioro de la cueva en ese momento.

En 1984 es nombrado como Monumento Histórico-artístico. En 1999 es creado el Parque Arqueológico Cueva de Belmaco y abre las puertas al público.

Te puede interesar mi visita al parque arqueológico.

La cueva es parte de la historia de los aborígenes de la isla.

Espero que les gustara.


Un saludo y hasta otra entrada.

Fuentes consultadas:

Noticias de la historia general de las Islas Canarias - Viera y Clavijo, año 1950.

Historia general de Villa de Mazo, Cirilo Velázquez, año 1999

El impacto del descubrimiento de inscripciones alfabéticas en la arqueología canaria, de Alfredo Mederes Martín. Año 2005.

Palabras pertenecientes al dialecto de La Palma*

*Parte IV de un volumen mayor del que perdí autor y año.

sábado, 12 de enero de 2019

Libros que leí en 2018

Hola a todos/as.

Como creo que va a ser costumbre año tras año en este blog, hoy traigo unas reseñas de los libros que leí en todo el 2018. En lugar de publicar reseñas individuales para cada título.


El primer libro que leí es obra de un divulgador científico y youtuber.


Sabor Cósmico (y otras ficciones) de Aldo Bartra. Editorial BurnLi.

Durante todo el 2018 empecé a ver vídeos en Youtube sobre ciencia y descubrimientos espaciales y di con el canal de Aldo, El Robot de Platón y aprendí y sigo aprendiendo con cada vídeo que veo. Me enteré que había publicado un libro de relatos muy curiosos donde nos ponía en la piel de personas en planetas del Sistema Solar en el futuro de la humanidad. Muy entretenido y de fácil lectura.








Este año a diferencia de todos los anteriores comencé a leer libros de poesía e indagué sobre ese tipo de composición literaria. El segundo libro que leí en 2018 es sobre poesía.



El juego de los peces de Juvenal Machín. Ediciones La Palma. Ministerios del Aire.

Desde agosto de 2017 comencé a escribir en un proyecto que me llevó más de un año (pronto daré más información) y conocí a Elsa López y mientras hablábamos me invitó a la presentación del libro de Juvenal Machín en octubre de 2017. 

La presentación se llevó a cabo en La Cosmológica, entretenida y con música en vivo. El libro me pareció bien, no tengo mucha experiencia con poesía pero es una temática que poco a poco me va gustando.











El tercero también fue un poemario. Me encontraba por Santa Cruz de La Palma, entré en la Librería Trasera y en el escaparate de la entrada estaba este libro y no pude evitar hacerme con él.


Viaje a la nada de Elsa López. Ediciones Hiperión.

De Elsa López no conocía nada de su poesía hasta el momento que leí este libro, ya que solo la conocía por sus artículos publicados en prensa digital desde los tiempos de El Alisio. Al reunirme con ella en diferentes ocasiones para el proyecto que mencioné anteriormente me llevó a querer conocer más de su obra y Viaje a la nada fue el primer paso.









El cuarto que leí fue un pequeño libro orientado a público infantil, pero no por eso es menos importante. 

Momias. El secreto de su vida eterna. Milagros Álvarez. Ediciones Aegyptum.

Pude conocer a la autora en una conferencia en el Museo Arqueológico Benahoarita en 2014, cuando presentó su proyecto de estudio de dos tumbas en la  Necrópolis Tebana en la actual ciudad de Luxor.

Este libro es ameno y enseña las diferencias entre una momia (Egipto) y un xaxo, pronunciado jajo (Canarias) a través de la visión de dos niños, Tanausú y Min.

Este pequeño libro es una perfecta introducción a otro de la misma autora llamado 'Tierras de Momias' que estoy leyendo actualmente.




El quinto que leí fue porque leí otro de la misma autora e ilustradora en 2017.

Leyendas canarias. La isla de San Borondón. Versión de Lorena Marín e ilustrado por Ana Campos. Susaeta ediciones.

Me hice con este por varios motivos. Para leérselo a mi sobrino, porque también me gusta y para quizás tener la colecciones de leyendas canarias. La versión trata de dos amigos que viajan en barco y descubren la misteriosa isla a través de un documento que sacan de la biblioteca.






El sexto fue el de mi autor favorito. Lo leí en verano. Todavía me quedan algunos títulos por leer.

El fuego invisible. Javier Sierra. Planeta.

Con este libro Javier Sierra consiguió el Premio Planeta en 2017, la verdad fue genial ver el momento en el que se lo otorgaron.

Este libro me gustó porque habla del poder de las palabras y la búsqueda del origen del Grial.  Sin embargo no me gustó tanto como otros títulos del autor que me encantaron como El Ángel Perdido, La ruta prohibida o incluso El Maestro del Prado que me ayudó a conocer el mundo del arte. 

Me pareció algo lenta al principio y el final me pareció un poco inverosímil. Sin embargo tiene otros puntos fuertes como la guía del protagonista David Salas, la carismática Victoria Goodman. También me gustó mucho el trato de José Roca, el abuelo del protagonista.

El séptimo libro también lo leí en las vacaciones de verano.

Las Breveritas: paisaje, historia y tradiciones de una cruz renombrada. Elías Manuel Bienes Fernández. Carta Diferentes Ediciones.

Asistí a la presentación de este libro antes de irme de vacaciones.

Ya que me gusta la historia, sobretodo la de mi isla y la cruz queda más o menos cerca de mi casa, así que quise asistir. La presentación me gustó mucho, el autor explicaba detalles que me sorprendieron y el porqué eligió el título de su obra.

Es genial conocer la historia de tu pueblo y este libro esconde mucha historia que desconocía.




El octavo libro fue un bestseller.


El Código Da Vinci. Dan Brown. Planeta. Edición Booket.

Este es el último libro que leí en 2018. Recuerdo que entré a la Librería Papiro. Buscaba alguna novela interesante, tras ver los ejemplares no vi ninguno que me gustara hasta que justo antes de salir vi este título, había visto la adaptación cinematográfica y pensé que si en su día me gustaron las películas de El Señor de Los Anillos y luego me leí los libros que me gustaron todavía más, tal vez con este pasaría algo parecido.

Y así fue, aunque me costaba quitarme de la mente a la Sophie Neveu interpretada por Audrey Tautou, ya que en la novela es una mujer pelirroja de ojos verdes, en la película es morena y ojos negros. Otra parte que me pareció mejor en el libro fue como dan con el nombre Pope (Papa) con la bibliotecaria que no recuerdo el nombre en lugar de ser un hombre con un teléfono móvil quien les da la pista. Silas fue perfecto, mejor en el libro pero que la película fue casi idéntico.


Si te gustan o te interesan espero que te gustara esta entrada.
En 2019 espero poder seguir leyendo y descubrir nuevos autores y libros interesantes.


Sin más desde mi blog...

Un saludo y hasta otra entrada. 



sábado, 5 de enero de 2019

Fotos que hice en 2018

Hola a todos/as.


Durante todo el 2018 pude recorrer varios puntos de la isla por motivos del trabajo, para las publicaciones en el blog o mis proyectos, aproveché esos desplazamientos para hacer alguna que otra foto. Hice muchas, seleccioné unas pocas de las mejores que me quedaron.

El tema de la fotografía lo tengo un poco olvidado, pero a la mínima oportunidad pude hacer alguna que merece la pena compartir.

Como esta foto de unos caballos en el municipio de El Paso. Iba en busca de pirámides y amontonamientos de piedra y me encontré con estos bellos animales.




También tuve la suerte de ver este grupo de vacas y terneros, y como no, pude hacerle unas fotos.




La costa de Fuencaliente siempre me atrae con sus negras rocas de lava solidificada...


...o sus manantiales sanadores.


Fuencaliente tiene construcciones que narran la historia del pueblo y merecen una foto. La Fuente del Vino.


Una de mis visitas a Puntallana me dejó este paisaje.


Un día descubrí a un tizón cogiendo sol.





Visité la Nao Santa María en su visita a la isla en abril de 2018, fue magnifico y me gustó mucho. Puede que hable de ello más adelante, con más fotos.


En 2018 también pude visitar los yacimientos aborígenes de El Paso, el petroglifo pertenece al yacimiento de El Verde, hay muchos y la luz cuenta mucho para ver otros que están más borrosos.


En Breña Baja, pude hacer algunas fotos como esta desde el paseo del litoral.


O esta otra de un campo de flores en Las Ledas.



La costa de Villa de Mazo, en La Salemera.


Una iguana en Las Manchas.



Una vista del pueblo y el puerto de Tazacorte.


La Iglesia Matriz de El Salvador, en Santa Cruz de La Palma.


Y una paloma en la plaza de España.



Tengo algunas fotos más, pero creo que en esta pequeña muestra se puede apreciar el contraste de la isla. 

Espero que les haya gustado.

Sin más desde mi blog...

Un saludo y hasta otra entrada.