sábado, 19 de enero de 2013

1.1 ¿Sabías qué? una foto de San Borondón

¿Qué Canario no conoce la leyenda de la isla de San Borondón? También llamada San Brandán, la Encubierta, la Perdida, la Encantada entre muchos otros nombres.



¿Nos vamos a San Borondón?

¿Sabías qué?


Manuel Rodríguez Quintero.
En una tarde de verano de 1957 ó 1958 Manuel Rodríguez Quintero, fotógrafo palmero, estaba por las Martelas de Arriba, cerca de Triana - Los LLanos de Aridane, vio que en el horizonte con cielo despejado se dibujada una isla..., en un estanque cercano estaban bañándose tres niños a los que el Sr. Rodríguez Quintero llamó para que vieran tamaño espectáculo. Esa extraña isla que se formaba no era El Hierro, pues ésta está más hacia el sur, a la altura de Fuencaliente.


No podía ser otra que San Borondón, la Perdida, la Encantada.

Esta es la foto que tomó. No hay duda de que lo que se ve al fondo es una isla.


La fotografía debió ser entregada a Luis Diego Cuscoy (1907-1987). Cuscoy preparó un documentado artículo que se publica en el periódico de Madrid, ABC [10-08-1958 pág. 6 y 7]. Con el título de "La Isla Errante de San Borondón. Ha sido fotografiada por primera vez". Un gran reportaje en dos páginas con las ilustraciones de la foto de San Borondón, otra de la costa occidental de La Palma en que se que aprecia Tazacorte y su barrio de San Borondón, ambas de Quintero, y un dibujo geográfico de Canarias con marcas de las últimas apariciones de la Isla errante. Hasta ese momento la cartografía de la isla errante abarcaba siglos en mapas y portulanos.

Les traigo unas imágenes de mapas antiguos en los que aparece la isla de San Borondón.


Mapa del norte de África de 1707

Al ampliarlo se observa la  isla algo al oeste de Canarias

Parece que este mapa es más actual, pues las islas tienen una forma  más moderna.
(tenía esta foto en mi archivo, pero no llegué a poner la fecha)


La isla de San Borondón es una leyenda popular de las Islas Canarias sobre una isla que aparece y desaparece desde hace varios siglos, con origen en el periplo legendario de San Brandán de Clonfert («San Borondón»). Este mito tiene origen en los autores de la Grecia clásica, y se conoce en Europa como «isla de San Brandán» desde su plasmación por los cartógrafos medievales, pero en Canarias la tradición fue adoptada con entusiasmo, y adaptada, hasta en el nombre, a la idiosincrasia nacional propia. Debido a sus características y comportamientos extraños, como el aparecer y desaparecer o esconderse tras una espesa capa de niebla o nubes, ha sido llamada «la Inaccesible», «la Non Trubada», «la Encubierta», «la Perdida», «la Encantada» y algún apelativo más.

El Tratado de Alcaçovas, suscrito entre España y Portugal en 1479 para repartirse territorialmente el Atlántico aún por navegar, especificaba claramente que San Borondón («aún por ganar») pertenecía al Archipiélago Canario. La bahía de Samborombón (Provincia de Buenos Aires, Argentina) fue nombrada de tal modo durante la expedición de Magallanes en marzo de 1520, en la creencia de que había sido formada por el desprendimiento de la isla de San Borondón del continente americano.

Leonardo Torriani, ingeniero encargado por Felipe II para fortificar las Islas Canarias a finales del siglo XVI, describe sus dimensiones y localización y aporta como prueba de su existencia las arribadas fortuitas de algunos marinos a lo largo de ese siglo.
Esta isla se localizaría al oeste del Archipiélago, a 550 km en dirección oeste-noroeste de El Hierro y a 220 km en dirección oeste-sudoeste de La Palma, aunque según otros «testigos» que dicen haberla visto, se sitúa directamente entre las islas de La Palma, La Gomera y El Hierro.

San Borondón mediría 480 km de largo (de norte a sur) y 155 km de ancho (de este a oeste), formando hacia el medio una considerable degollada o concavidad y elevándose por los lados en dos montañas muy eminentes, siendo la mayor de las cuales la de la parte septentrional.  


Esta descripción es muy importante, pues se parece mucho a la foto tomada por Manuel Rodríguez Quintero.




No voy a extenderme más, pero si quieren que siga hablando de este tema comenten la entrada :)


Espero que les haya gustado.

Un Saludo y hasta otra entrada.


5 comentarios:

  1. No veo tu e-mail por ninguna parte, por eso me decido a comentar que no es esa la foto que hiciera Quintero en su momento. En ésta hay ciertos "añadidos" aunque si que es la que se ha extendido como auténtica.
    Añado que la verdadera fué publicada en la revista "Narria" de la ULL, hace unos años ya. Debo tener ese número.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Ah.... no sé como ponerme en contacto contigo....
    Si quieres, ya me indicas .... no sé...a través de un comentario?

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Por favor sigue hablando de este tema. Me interesa muchísimo. ¿La isla podría ser causa de un efecto óptico producido por la bruma o la niebla? Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo 11 años we lo Que es un efecto optico por que he leido mucho del tema a si que credo que no pero por otro lado es un buen argumento

      Eliminar
  4. La novela "Navigatio" de Javier Gonzáles trata sobre esta supuesta isla. A la niebla le seguían tormentas y vientos fuertísimos y era como una puerta o agujero negro para viajar en el tiempo.

    ResponderEliminar